PSICOLOGÍA Y DEPORTE: LOS JUEGOS OLÍMPICOS, TODA UNA LECCIÓN DE EDUCACIÓN EN VALORES

PSICOLOGÍA Y DEPORTE: LOS JUEGOS OLÍMPICOSLos Juegos Olímpicos son, sin lugar a dudas, el acontecimiento deportivo más importante del mundo, lo que
supone un importante atractivo por la dimensión que alcanzan, así como por la gran variedad de disciplinas que abarcan. Dicho atractivo, además se ve incrementado por la época veraniega en la que se celebran, para
muchos periodo de vacaciones y para otros todo una bombona de oxígeno con la que endulzarse el rutinario día a día de trabajo. Además, si tenemos en cuenta que hay que esperar cuatro años para poder volver a disfrutarlos, la cita se nos antoja tan indiscutible como deseada.

Pero, de manera encubierta, el deporte, manifestado aquí en tan gran evento, supone el recordatorio, para muchos, o el aprendizaje para otros tantos neófitos en la materia, de dos valores fundamentales que toda persona debe aprender en su desarrollo evolutivo, la COOPERACIÓN y la COMPETICIÓN.

Según la Real Academia Española de la Lengua (RAE), cooperar es «obrar juntamente con otro u otros para la consecución de un fin común». Asimismo, también define competir (dicho de dos o más personas) como «contender entre sí, aspirando unas y otras con empeño a una misma cosa».

En la sociedad en la que vivimos, es fácil aprender el valor de la competición y no así el de la cooperación, debido al carácter marcadamente individualista transmitido y aprendido. Por ello, al competir estimulamos nuestro deseo de superación personal y de superación del adversario, para sentirnos finalmente vencedores. A todos nos gusta ganar, ganar y ganar.PSICOLOGÍA Y DEPORTE: LOS JUEGOS OLÍMPICOSCuando cooperamos, estimulamos nuestro instinto colectivista, en el que el funcionamiento del equipo va mucho más allá que el de la suma de sus miembros. Ello permite alcanzar un resultado sinérgico, producto de una maquinaria que funciona de manera óptima, gracias al papel desempeñado por cada uno de los integrantes del grupo.PSICOLOGÍA Y DEPORTE: LOS JUEGOS OLÍMPICOSPor lo tanto, nos encontramos ante toda una lección de educación en valores que no debemos desaprovechar, ya sea a nivel de iniciación en los mismos o a modo de recordatorio. Al margen de disfrutarlos y apasionarnos, miremos los Juegos Olímpicos como un espejo de nosotros mismos: ¿cooperamos?, ¿competimos?, o ¿sabemos hacer ambas cosas cuando es apropiado?…