TDAHTDAH, Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad

El TDAH, Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, es un trastorno que aparece en la infancia y puede prolongarse a la adolescencia y edad adulta. Se suele caracterizar por presentar déficit de atención, impulsividad y una excesiva actividad motora. El trastorno se da entre un 3-7% en niños dedad escolar, cifra que lo convierte en una psicopatología suficientemente importante para ser tenido muy en cuenta, por sus por padres, educadores y demás personas cercanas al niño/a, de cara a conseguir una detección temprana para describir un mejor pronóstico.

Existen tres subtipos de TDAH:

1.- El que presenta un predominio de síntomas de hiperactividad/impulsividad: Presentación predominante hiperactiva/impulsiva.
2.- El que predomina los síntomas propios del déficit de atención: Presentación predominante con falta de atención.
3.- El que presenta una combinación de síntomas de hiperactividad/impulsividad y déficit de atención: Presentación combinada.

Una vez se sospecha que un niño/a puede presentar un TDAH, es necesario proceder a un diagnóstico interdisciplinar, que implica una exhaustiva evaluación psicológica, realizada por un psicólogo con formación clínica y una exploración médica, realizada por un neuropediatra. una vez realizadas ambas exploraciones, podrá procederse a realizar un diagnóstico riguroso. De no ser así, se caería en el error de diagnósticar como hiperactivos a niños/as exentos de dicho trastorno. En la mayoría de los casos, estos falsos positivos son el fruto de la realización de un diagnóstico en el que no se han tenido en cuenta todos estos aspectos, o bien se ha realizado demasiado a la ligera y sin recoger todos la información clínica necesaria. En otros casos, los falsos positivos son producto de una inadecuada formación clínica de quien realiza el diagnóstico. El principal riesgo es administrar un farmaco a un niño/a sin necesitarlo realmente, con los posibles efectos adversos que ello pudiera conllevar.

TDAH2Según una investigación pionera en España, desarrollada por la Universidad de Sevilla en colaboración del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y la Universidad de Baleares, aproximadamente un 40% de los de niños con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) son diagnosticados de forma errónea.

En caso de que un niño/a sea diagnosticado/a con TDAH, existen los siguientes tratamientos:

– Psicológico, administrado por un psicólogo. Implicaría una terapia individual y familiar.
– Farmacológico (si procede), administrado por un médico, generalmente un neuropediatra. En los casos más leves del trastorno, los niños/as diagnosticados con TDAH, mejorarán progresivamente mediante la terapia psicológica. En los casos más severos, dicha terapia podrá ser complementada con la administración de fármacos, por parte del médico especialista.